martes, 8 de enero de 2008

Son los injertos de piel iguales a la piel normal

quedan rodeados por una cicatriz y además queda una cicatriz adicional, en el lugar donde salió el injerto (Zona dadora). Muchos injertos sanan bien y son poco perceptibles, especialmente si la coloración del injerto es similar al de la zona donde se aplica. El Cirujano Plástico basándose en su juicio y experiencia, determina cuando es necesario usar un injerto y cual será la apariencia del mismo.

Design konnio.com